MÚSICA DESTINADA A LOS ANIMALES

En el siglo XXI se ha generalizado una idea de humanidad más amplia que se extiende a todos los seres vivos, un terreno de convivencia afectuosa entre diferentes especies. Entonces, si las personas hacen arte para sus congéneres ¿por qué no ofrecerles música a los animales? Y tal dedicatoria no es reciente ni novedosa.

En estas relaciones, las mascotas hallan un lugar privilegiado pues desde tiempos remotos el hombre ha buscado su compañía, los ha retratado y les ha dedicado algunos temas, cuando no conciertos completos, como aquellos para perros en la veraniega ciudad de Pinamar. Más allá del momento recreativo compartido, existe un creciente interés por las composiciones para mascotas cuyos efectos tranquilizadores se comprueban también en humanos. Recientemente, el músico Terry Woodford comenzó a escribir canciones de cuna para perros que ya se usan en salas hospitalarias para bebes, mientras que David Teie, músico e investigador, compuso una colección de temas para serenar a los gatos en los que combina sus ronroneos, el canto de aves y sonidos de su cello; se trata de un material solo disponible en forma gratuita para los refugios.

La simpatía por los gatos, el buen humor y la picardía, eran parte de la personalidad del pintoresco compositor italiano Gioachino Rossini, las dos primeras características confluyen en su famoso Duetto Buffo di Due Gatti (1825) y la última, en lo incierto de su autoría! Exactamente un siglo después, el francés Maurice Ravel -otro amante de los felinos- incorporó la sensualidad gatuna en el breve Duo Miaulé de su ópera El niño y los sortilegios (1925). Pero como sucede en el ciclo de la vida, llega el momento en que las mascotas que nos han acompañado toda la vida se mueren y Ludwig van Beethoven dedicó una canción a la tristeza que provoca la pérdida del animal querido en Elegía para la muerte de un Pudels (1803).

No solo las mascotas están en la mira de los músicos, sino también otros animales con los que simpatizamos, por caso, las canciones que el mismo Beethoven compuso sobre textos que se refieren a Una Paloma Blanca, Como una mariposa o El canto de la codorniz; publicadas a principios del s. XIX, se volvieron muy populares y la más famosa de ellas fue Canción de la Pulga (op.75, 1790-1792). En este lied, a la vez que imita musicalmente los saltos del diminuto animal, ridiculiza la figura del rey y con ella a la nobleza toda, tal como le gustaba bromear a Beethoven en sintonía con las fuertes repercusiones de la Revolución Francesa. El texto humorístico pertenece al poeta Goethe y también tentó al compositor ruso Modest Moussourgsky quien le puso música en su canción homónima (La Pulga 1879) luego orquestada, entre otros, por Stravinsky (1909). Si nos remontamos en el tiempo, encontraremos música vocal e instrumental dedicada a animales: en el s. XVIII el francés Philippe Rameau compuso para clave La Poule (1728), pues las aves de corral tenían una presencia destacada en la vida doméstica, y Le Rappel des Oiseaux (1735) dado que en aquel entorno sonoro se destacaba fácilmente el canto de las aves.

Usualmente, la infancia es la etapa de la vida de mayor proximidad con la naturaleza y animales y tal vez por ello encontramos tantos cuentos literarios y musicales dedicados a niños. El músico francés Camile Saint Saenz compuso una obra emblemática que retrata una importante variedad de especies vivas y Fósiles, animales domésticos como Gallinas y Gallos, otros conocidos como Elefantes o Tortugas y algunos exóticos como los Hermiones. A lo largo de sus catorce breves piezas, la suite produce una mixtura donde lo extraño se confunde con lo fantástico, los desconocidos Personajes de orejas largas pueden ser una metáfora de los críticos musicales -por entonces más influyentes que los propios artistas- y donde se incluyen unos principiantes Pianistas en plena confrontación con arduas escalas; vale decir que literalmente se trata de un Carnaval de los Animales (1886) bastante atípico.

Así podríamos continuar con una larga lista de obras que, por recientes y numerosas, dan cuenta de la fortaleza de un vínculo de afecto sostenido en el tiempo.


Imagen: Mascotas

Foto: Instagram @secretlifeofpets


22 visualizaciones
Entradas recientes
Archivo