LOS CARNAVALES DE MARZO

03/03/2017

 

Durante siglos, y desde la Edad Media, París fue famosa por sus carnavales, un festejo anual de diez días con bailes y desfiles en salones y bulevares que concluía el “martes de carnaval”; esta tradición continuó hasta nuestros días con una única interrupción entre 1946 y 1996. El músico francés Camille Saint Säens compuso la fantasía zoológica “El Carnaval de los Animales” para ser estrenada el martes 9 de marzo del carnaval de 1886 en la sede de la Sociedad Musical de Amigos de la Música de Cámara “La Trompeta” (obra completa en https://youtu.be/7SjagpXeNhM, con indicación temporal para cada movimiento). Inmerso en el espíritu de carnaval y amante del teatro, se cuenta que Saint Säens asistió al estreno disfrazado con nariz roja y peluca; era un apasionado de la ópera, caricaturista, guionista y compuso en todos los géneros, incluso música para cine (un cortometraje de 1908).
“El Carnaval…” es una humorada en forma de suite de 14 piezas breves; original para grupo de cámara, incluye entre sus instrumentos dos pianos, quinteto de cuerdas y una “armónica de cristal” (reemplazada por un glockenspiel –placas de metal- en “Aquarium”; vídeo, 8:58). Los timbres instrumentales imitan a los animales haciendo uso de motivos rítmicos y melódicos, como los “Canguros” (vídeo, 8:05), los “Gallos y Gallinas” (vídeo, 3:01) o el “Cucú” que interpreta el clarinete ubicado fuera del escenario porque el pajarito está “en lo profundo del bosque” (vídeo, 12:15).
No solo las imitaciones, sino la parodia, la ironía y las citas están presentes por doquier en esta fantasía y han sido motivo de numerosas anécdotas no exentas de verdad. A lo largo del s.XIX se destacaron importantes virtuosos instrumentales, también proliferaron quienes se anunciaban como tales y no lo eran; Saint Säens, aclamado pianista y organista, ubicó a estos últimos entre los restantes animales y satirizó su torpeza “de principiantes” en “Pianistas” (vídeo, 14:35). Además, ha trascendido que la pieza “Personajes con orejas largas” (vídeo, 11:25) es una sutil referencia a los críticos musicales de entonces de quienes Saint Säens, también crítico musical, recibía peores opiniones que de los compositores contemporáneos: “mala música bien escrita” fue uno de los tantos comentarios que se publicaron de sus obras. Consciente de la influencia que tenían los escritos de estos “personajes” en el público, Saint Säens prohibió que la fantasía se publicase sino hasta después de su muerte (1921) por temor a ser tomado por un músico frívolo; años antes había sufrido los embates de la crítica por su popular “Danza Macabra” citada en “Fósiles” (vídeo, 16:10). Saint Säens recurrió a las citas a lo largo de la obra: la versión lenta del “Can Can” de Offenbach adaptada al dinamismo de las “Tortugas” (vídeo, 4:41) o la “Danza de Sylphes” de Berlioz en el registro grave del contrabajo que representa a “El Elefante” (vídeo, 6:36).
Detrás de estas humorísticas sugerencias musicales subyace en “El Carnaval de los Animales”, una obra que superó el propósito pedagógico inicial de su autor, recibió la mayor aceptación del público y gran trascendencia. Colorida en sus caracterizaciones y variada en sus movimientos, comienza con una introductoria “Marcha Real del León” (vídeo, 0:48) y cierra un “Final” con la alegría convocante del carnaval (vídeo, 20:49); entre ambos incluye la carrera “rápida y con furia” de los “Asnos Salvajes” (vídeo, 3:35) y la serenidad de “El Cisne” (vídeo, 17:38), el único movimiento publicado en vida del autor.
Para Saint Säens, la música debía ser agradable para el oyente dado que tenía la deferencia de escuchar. Los invito a disfrutar del Carnaval!

PH: The French composer Camille Saint-Saëns. Credit Cliche Chateau-Musee de Dieppe

Share on Facebook
Share on Twitter
Please reload

Entradas recientes
Please reload

Archivo
Please reload

© 2016 R Producciones Culturales

seguinos en:

  • w-facebook
  • w-youtube